BLEGER J PSICO HIGIENE E PSICOLOGIA INSTITUCIONAL PDF

Em todos estes nies hs nt que prevent. Ms ind, deve te 2 ra do gue signif os princes e tenet do ainisasoapicados 2 atangdo ue side edo beret do comunidad. Ble pense eve no etdo deaths do que corespande s2pcblogo fazer, pat clos patos do sta eico, ein rico, 20 tua a insu ue soit sou sesoramant. Coneequie maces radia! Opec einkn 2 gene met!

Author:Gobei Toktilar
Country:Sierra Leone
Language:English (Spanish)
Genre:Marketing
Published (Last):23 November 2011
Pages:433
PDF File Size:7.61 Mb
ePub File Size:6.73 Mb
ISBN:819-7-89769-521-8
Downloads:67415
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Mooguzshura



La integraci6n y coordinacion de funciones exigen, por otra parte, una correcta division del trabajo. Lo complej o solo puede funcionar armoniosamente dentro de un alto grado de organizacion, donde los objetivos formulados y el planeamiento y programas de trabajo se elaboran cientifieamente y las responsabilidades se reparten.

La complejidad de Ia vida y de las organizaciones creadas para defender Iavida del hombre y faeilitar :5U bienestar, como parte inseparable de Ia salud, han llevado a la cabal comprension de que una medicina, para ser realrnente efectiva en el sentido promocional de Ia salud y eI Lienestar, dche adopLar una franca actitud preventiva.

En realidad, no existe tal antagonismo, No existe mas que una medicina: Ia buena medicina. EI medico par si solo no puede resolver todos los problemas relacionados con 1a salud del hombre, ni cuando se trata de una atencion eficiente y de la prevenci6n de enfermedades. Por otra parte, resulta incomprensible para la sociedad contemporanea, cicnt ifica y tecnologicamente avanzada. En todos estas niveles hay mucho que prevenir. Pero ello debe hacerse con e1 concurso de equipos profesiona1es interdisciplinarios.

No existen realmente profesiones ni teenicas auxiliares. Se trata de un conjunto de funciones que se coordinan e integran. Muchas profesiones y actividades tienen, pues, relacion directa e indirecta con Ia salud. EI psicologo es un profesional absolutamente necesario en el equipo medico y de salud publica, como 10 demuestra en su libro el Dr.

Bleger, La ausencia de saIud, la incapacidad fisica 0 mental, al igual que las dificultades de comunicaci6n y capa.. Mas atin, debe tener clara idea de 10 que significan los principios y teenicas de administraci6n aplicados a Ia atencion de la salud v el bienestar de la comunidad.

Pero como al autor le interesnn tamhien los preblemas metodoluJ! Hablar de reIaciones humanas constituye, como muy bien 10 seiiala el autor, un problema que trasciende Ia accion de un profesional que actiia en la intimidad de un consultorio, para voIcarse en una actividad de marc ado caracter preventivo en el seno mismo de la familia, los grupos humanos y sus instituciones. Menos ann para enfrentar las repercusiones psicologicas y sociales de la enfermedad sobre el grupo familiar y las instituciones.

Bleger con sinceridad y objetividad poco hahituales, I1egando a Ia conclusion de que el psic6logo debe encontrar su mayor fuente de trabajo y preocupaci6n en el terrene 0 ambito de la "psicohigiene", para ser util a la comunidad. Ello 10 lleva directamente a ocuparse en problemas de prevenci6n de las alteraciones de la vida de comunicacion y comprensi6n entre los hombres en el seno de la familia, las instituciones y la comunidad.

Adquirir la necesaria experiencia por parte del psicologo en materia de investigacion operativa constituye una actividad impostergable, asi como en el correcto uso del metodo clinico, para darle base cientifica a su cometido. El psic61ogo -recuerda insistenternente el autordebe actuar Iundamentalmente como asesor 0 consul- 14 JOSE BLEGER tor en instituciones publicas 0 privadas que, como el hospital, tienen infinitos problemas de desajuste social, emocional y administrativo, que traban a menudo su accion y eficiencia.

Pone especial enfasis el Dr. Bleger en el estudio detallado de 10 que Ie cor responde hacer al psic6logo, desde los puntos de vista etico, profesional y tecnico, al actuar en las instituciones que solici.. La tarea a realizar no constituye evidentcmcnlc cl cstudio exc1usivo de los individuos enfermos 0 no, sino fundamentalmente el estudio de los roles y Ia accion desarrollados por los individuos que componen Ia institucion en relacion con los objetivos de esta ultima, 10 que se olvida con frecuencia.

Existe ya un ciimulo suficiente de conocimientos en psicologia individual, social e institucional como para permitir al psicologo actuar como factor de cambio en materia de pautas de conducta.

Esta accion es mucho mas valiosa cuando va dirigida a la Hamada comunidad normal, para intervenir en los procesos que gravitan e influyen en la estructura de la personalidad y por 1. Acentuar la necesidad de conocer 1. Estii tambien en la capacidad del hombre modificar el ambiente para adaptarlo a sus anhelos y aspiracionessuperiores, dominando a la naturaleza y perfeccionando sus instituciones.

La necesidad de ubicar al psicologo como profesional especializado en diversas actividades especificas llevo a1 autor a separar ambitos 0 areas de trabajo demasiado estrictas y delimitadas, 10 que nos result a algo artificial. A nuestro juicio, la tareade curacion y de preven cion no la realizan solo los medicos y especializados en salud publica. De igual rnanera resulta dificil asignar campos demasiado estrictos al psicologo, a riesgo de crearse un cierto "imperialismo y estrechez profesional" al mismo tiempo.

La idea de equipo Integrado multidisciplinario, adecuado para nuestro mundo tecnolegicamente avanzado, exige comprension to- 16 tal de problemas y responsabilidad pero no "monopolizadas". Resulta sumamente grato para el que suscribe hacer la presentacion de este nuevo libro del profesor BIeger, quien 10 publica con Ia modestia del hombre. Por el aporte de elementos de estudio e informacion que suministra, por la claridad de pensamiento y la profundidad de los planteamientos efectuados, debe considerarse el trabajo como de real significaci6n y trascendencia.

Muchos puntos son pasibles de discusion y de futura revision, pero la humanidad no progresaria si no hubiera hombres capaces de afrontar critieas y abrir nuevos earninos en Ia acci6n y el pensamiento cientificos. David Sevlever. INTRODUCCION Es posible que no se haya dado nunea en tal magnitud en nuestro pais el fenomeno tan singular que para los psicologos de mi generacion ha significado el desarrollo de la psicologia durante los ultimos veinte 0 veintieineo alios.

EI saIto que hemos tenido que dar ha sido y sigue siendo muy grande. Desde una total desorientacion y confusion de campos hemos tenido que orientarnos en los objetivos y metodos de Ia psicologia, y fundamentalmente tambien, preoeuparnos por el desarrollo de una psieologia que no fuese puramente noeiona1 0 filosofica, l1egando ahora al punto en que nos vemos necesitados y exigidos de elaborar un nuevo paso, que eonsiste en el heeho de que los problemas cientificos de la psicologia y el desarrollo de su investigacion no pueden 0 no dchen estar desvineulados de, los requerimientos y exigencias de Ia vida real y cotidiana.

Es evidente que hemos aprendido --como especie-a manejar los hechos naturales, a manejar la naturaleza, a construir y manej ar instrumentos, tecnicas y objetos, pero no hemos aprendido todavia 10 suficiente como para orientar In vida y las relaciones de los seres humanos, ya sean estas de car.

Y creo que de eUas dependen en cierta medida las situaciones de enorme tension que estamos viviendo en Ia actualidad, las situaciones de inseguridad, permanentes riesgos, situaciones ea6ticas que pueden llegar al autoexterminio de gran parte de Ia humanidad, de sus logros, y aun detodos los seres humanos.

Esto no signifiea de ninguna manera que crea que de Ia psicologia dependa todo, pero si creo que la psicologia puede y debe gradualmente ofrecernos un aporte considerable para salvaguardar y mejorar la vida de los seres humanos. Enfocada de esta manera, Ia psicologia tiene que ealar, penetrar cada vez mas.

La funcion social del psic6logo y la trascendencia social de la psieologia constituyen para mi una preocupaci6n desde haee muchos afios, Y me he propuesto ampliar gradualmente el campo de investigacion y de aplicacinn de Ia psicologia. Es asi como desde se han realizado en el departamento de Psicologia de Ia Faeultad de Filosofia y Letras de Buenos Aires distintos seminarios, a mi cargo, sobre higiene mental y especialmente sobre todo 10 que en ese capitulo corresponde al psie61ogo y a la psicologia ; y la creacion en de la catedra de Higiene mental me obligo definitivamente a un esfuerzo para reubicar Ia psicologia como eiencin y al psicologo como profesional.

De estos seminarios y de esta catedra, de Ia revision hibliografica, de la discusi6n de los problemas con los integrantes de Ia vcatedra y con los estudiantes, han derivado algunos estudios que publico ahora en forma de libro, sin la pretension de que constituya un libro de texto, sino con el prop6sito de promover inquietud, de problematizar las cuestiones y especialmente de ampliar las perspectivas de la psicologia y de los psicologos.

De los aspectos positives y negativos de los capitulos que constituyen este libro podran hacerse eeo todos aquellos que de una U otra manera hayan tratado de enfocar estos problemas.

Abraam Sonis, como reconocido especialista en los problemas de la salud ptiblica, interesado siempre en el panorama psicol6gico de los problemas de la salud publica. Me guia el prop6sito fundamental de que los distintos capitulos de este libro puedan promover interes para orientar a los psic6logos en el campo de la psicohigiene, y a la psicologia en un camino que supere las antinomias entre teoria y practica, entre ciencia y aplicacion.

Para mi, personalmente, este Iihro, 0 estos capitulos, constituyen un j alan mas en el proposito de construir una psicologia concreta, y yeo ya con satisf acci6n la existencia de un huen mimero de psicologos trabajando de acuerdo con los lineamientos que aqui se resefian. Ellos estaran muy pronto en condiciones de ratificar, rectificar, ampliar y profundizar 10 que han aprendido.

Uno de ellos es el del rol del psicologo en Ia salud blica y, mas especialmente, enla higiene mental. La modificacion de tal estado de. No es menos cierto que este cambio no depende unlcamente de la voluntad de los medicos; pero tam poco contamos con esto ultimo para ello, ni con Ia conciencia cabal del problema y de SUR soluciones. Hay que contar ron que Ron las condiciones sociales y eeonomicas las que aetualmente hacen mas f acil para e] profesional la practica de Ia medicinn privada, asistenciaI e individualista.

Es muy posible, sin embargo, que muy rapidamente esto vaya dejando de ser cierto en nuestro pais, 0 quiza ya no 10 sea. Son muy variados los campos de actuaci6n del psicologo clinico; pero si este se halla interesado predominantemente en los problemas psico16gicos de la saIud, tiene que ubicarse correctamente en e1 hasta ahora poco definido campo de la higiene mental, y en 1a medida en que 10 vaya haciendo, el campo se ira configurando mas clara y nitidamente, Quiero aclarar y subrayar que mi posici6n es la de que el psicclogo clinico, suficientemente preparado para elIo, debe ser plenamente habilitado para poder desarrollar una actividad psicoterapica, porque --entre otras razoneses actual- PSICOHIGIENE INSTITUCIONAL 27 mente el profesional mej or preparado, tecnica y cientificamente, para dicha tarea; pero al mismo tiempo creo que Ia carrera de psicologia tendril que ser considerada como un fracaso desde el punto de vista social, si los psicologos quedan exclusivamente y en su gran proporci6n limitados a la terapeutica individual.

La funcion social del psic6logo clinico no debe ser basicamente la terapia, sino la salud publica, y dentro de ella, Ia higiene mental. EI psic6Iogo debe intervenir intensamente en todos los aspectos y problemas concernientes a la psicohigiene y no esperar que la gente enferme para recien poder intervenir. Es a este problema al que me he referido al comienzo, y su correcta orientaci6n dehe ser encarada muy precozmente.

Estas son verdades que no se ponen teoricamente en duda, pero que no se hacen todavia practicas en la dimension necesaria. Higiene mental y psicohigiene Una vez aceptada la premisa sostenida mas arriba, quedan varios problemas muy basicos por plantear y resolver. Cuando se quiere ensefiar higiene mental, 10 que habitualmente se haee es, sencillamente, ensefiar psicologia y psieopatologia; testimonio de ello son los textos mas habituales de higiene mental, que son, en sintesis, no otra cosa que tratados abreviados de psicologia evolutiva, psicopatologfa y psiquiatria.

EI primer problema que nos planteamos es, entonces, el del contenido de la materia que tenemos que tratar en este seminario, Si nos orientamos por 10 que indican las publicaciones corrientes sobre Ia materia, nos encontramos can que tendriamos que repetir conoci- 28 JOSE BLUER mientos que el psicologo ya ha adquirido en el eurso de su aprendizaje, proposicion que nos deja logicamente muy insatisfechos, aun contando con que la repetici6n no es nunea totalmente tal, sino siempre una aplicaci6n y profundizaci6n.

Pero conocer psicologia y psicopatologia no es todavia conocer higiene mental, aunque esta ultima presupone 10 primero. En este sentido, creo que 10 que realmente corresponde en un seminario de higiene mental es el estudio de la administracion. Deseo prom over un cambio en la actitud actual del estudiante, tanto como en la del psicologo como profesionaI, llevando su interes Iundnmcntal desde el campo de Ia enfermedad y la terapia al de la saIud de la comunidad; deseo evitar que los psic61ogos tomen como modeIo del ejercicio de su profesion a la actual organizacion de la medicina, en Ia falsa creencia de que esa puede ser la organizaci6n optima 0 necesarra, La extensa bibliografia existente sobre el tema no ac1ara suficienternente esta perspectiva, que creemos es la uniea correcta.

I-Iacemos total mente nuestra la opinion de Sivadon yDuchene, para quienes la nlayor parte de las publicaciones sobre higiene mental son irritantes y decepcionantes.

DRUNVALO MERKABA PDF

Bleger Jose - Psicohigiene Y Psicologia Institucional

.

GEOMETRI OLIMPIYAT SORULAR VE ZMLERI PDF

147930124-Jose-Bleger-Psico-Higiene-e-Psicologia-Institucional.pdf

.

Related Articles